De acuerdo a un Estudio en EE.UU de Grocery Manufacturers Association (GMA) el promedio de quiebre de inventario visible, es decir, cuando en los sistemas del Retailer el inventario es cero, alcanza a un 2%. Para disminuir esta brecha, los Retailers invierten de manera significativa en sistemas, analytics y optimización de procesos logísticos para obtener un nivel de inventario perfecto a la tienda, que les permita minimizar los quiebres y, por ende, aumentar la disponibilidad de producto en sala. Sin embargo, esto no es suficiente. La misma asociación (GMA), indica que un problema aún mayor se esconde en los quiebres invisibles, es decir, cuando en los sistemas existe inventario positivo, pero en la góndola o sala de venta no se encuentra el producto. GMA estima que los quiebres invisibles en sala alcanzan a un 6%.

En general, los quiebres invisibles ocurren cuando los productos se encuentran en bodega, pero no disponibles para el cliente, cuando el producto está en manos de un cliente que aún no ha finalizado su proceso de compra, o cuando el producto definitivamente no se encuentra en la tienda, pero ello no se ve reflejado en los sistemas. A esto último se le llama inventario fantasma y ocurre en casos de merma de productos, robos o, muchas veces, por mala digitación de los productos en el checkout.

Al analizar el efecto generado en la decisión de compra ante un quiebre de stock, los estudios muestran que en promedio en un 60% de las oportunidades, los clientes cambian el producto por uno equivalente en la tienda o definitivamente vuelven en otro momento a comprarlo. Lo anterior implica que cuando un cliente no encuentra un producto disponible, existe una pérdida esperada de un 40% de la venta potencial. Lo anterior genera pérdidas de hasta 3,3% de la venta potencial, de los cuales 0,8% están asociados a los inventarios visibles y un 2,4% asociados a inventarios invisibles.

Tal como se mencionó anteriormente los Retailers históricamente han invertido muchísimos recursos en mejores procesos logísticos, centros de distribución más eficientes, softwares de planificación de demanda, etc., lo cual aborda un tercio de la problemática mencionada. Lo anterior abre pregunta sobre qué hacer con la oportunidad remanente, es decir, los problemas que suceden dentro de la tienda y que generan hasta un 2,4% de pérdida en venta. Con cientos o miles de SKUs en una sala de venta y con personal dedicado a labores de venta o administrativas con un día a día muy intenso, es muy difícil que los equipos puedan darse cuenta a tiempo de estos quiebres de producto, los cuales pueden durar días o incluso semanas. Una alternativa de solución utilizada muchas veces es dedicar más personal a la revisión de los productos “infaltables”, sin embargo, esto es costoso y sólo consigue abordar una parte del problema.

Frogmi ha desarrollado una alternativa de mayor eficiencia y menor costo. Utilizando la información de venta en tiempo real del retailer, además de la información histórica, y aplicando algoritmos de inteligencia artificial, es posible detectar de manera automática anomalías en la venta de productos que aparecen con inventario positivo en los sistemas de las empresas. Estas anomalías se traducen de manera automática y en tiempo real en tareas de revisión de los productos mediante un sistema de tareas, único en el mercado, diseñado de manera específica para tareas a nivel de productos. Una tarea de revisión sería, a grandes rasgos, ver si los productos se encuentran en la góndola, con los flejes de precio correctos y, en caso de existir promociones, con el material gráfico asociado. En caso de que el problema no pueda solucionarse mediante dichas tareas, por ejemplo, el producto efectivamente no tenía inventario físico en góndola ni en bodega, Frogmi envía una tarea automática al área correspondiente para que se solucione el problema y, al mismo tiempo, controla los tiempos para gestionar que esto se cumpla a la brevedad. Con Frogmi los clientes han logrado mejorar su disponibilidad en góndola en hasta 4pp, lo cual se ha traducido en un aumento de ventas de hasta un 1,5%.

¿Quieres alcanzar una ejecución perfecta en tu tienda?