La Problemática

Hoy en día los Retailers cuentan con una serie de plataformas tecnológicas que resuelven diferentes problemáticas de manera efectiva a nivel individual. Sistemas para administración de clientes (CRM), ERPs, Helpdesk de IT, Sistemas de Mantenimiento, Sistemas de Venta, Soluciones de Business Intelligence, Storecheck y Task Management por nombrar algunos. Y es a nivel de tienda donde normalmente coinciden todos estos sistemas.

Según un estudio realizado por la empresa Intermedia, las empresas de tamaño mediano en Estados Unidos usan en promedio 14,3 aplicaciones operacionales. El gran problema de esta situación no es la cantidad de plataformas, sino que éstas funcionan de manera aislada.

Lo anterior genera un impacto directo en la eficiencia de los equipos en tienda, ya que “pierden” mucho tiempo utilizando estos sistemas, desenfocándose en lo importante: estar en la sala de venta. Adicionalmente, los empleados deben capacitarse en múltiples plataformas lo que en el contexto de la alta rotación de personal en tienda, implica invertir muchísimo esfuerzo y tiempo por parte de las compañías.

La oportunidad

Es crítico que la selección de las herramientas tecnológicas se realice entendiendo de manera profunda el día-a-día de la operación del Retail en los puntos venta. La simplicidad de uso es un factor clave y, obviamente, los recursos necesarios para capacitarse. Son dos los ámbitos críticos que vemos en este contexto:

Movilidad dentro de la tienda

Queremos que el personal de las tiendas esté en la sala de venta enfocado en gestionar las variables críticas para mejorar la conversión, y para ello se debe poner en su mano toda la información y sistemas críticos de gestión. Sin embargo, no basta con que las soluciones estén en aplicaciones móviles, estas deben ser fáciles de usar y deben requerir en lo posible, poco tiempo para accionarlas.

Capacidad de integración:

Los sistemas deben comunicarse entre si para hacer más “ligera” la operación de las tiendas. La operación en tienda se simplifica cuando todos los procesos y comunicaciones se conducen a través de un único canal de cara al usuario. Esta integración puede ser a distintos niveles, lo importante es que la persona que debe realizar una acción determinada cuente en un solo lugar con lo necesario para ejecutarla. La coordinación entre áreas funcionales (Marketing, Sistemas, Operaciones, etc..) se simplifica cuando sus sistemas de gestión están integrados. En palabras simples, ojalá existiese una aplicación en donde el usuario pudiese hacer “todo”.

¿Cómo te ayuda Frogmi?

En Frogmi entendemos la realidad operacional del Retail y la importancia de darle foco a la gestión de venta. Nuestra solución de Task Management permite gestionar múltiples actividades en un solo lugar conectándose a los sistemas ya existentes en la empresa, mejorando de manera importante la productividad de tus equipos en tienda. Si quieres aprender más sobre nuestra solución y como hemos ayudado a otras empresas a mejorar su productividad y ventas has click aquí para agendar una demo de 30 minutos con uno de nuestros ejecutivos comerciales.